Barcelona Swimmers en la Morocco Swim Trek

El pasado mes de diciembre, tuvimos el honor de que nuestro compañero Josep Solé participara en la primera edición de la Morocco Swim Trek, en la ciudad de Dahkla tierra de kite surf y windsurf. La prueba consistió en 4 días de travesías para completar un total de 25km en aguas abiertas.

Este es el relato de su experiencia contado en primera persona por el propio Josep:

Por mi parte su descubrimiento fue una casualidad, reconozco que no disponer de Facebook o twitter te hace estar desconectado del mundo, pero a veces el destino te depara agradables sorpresas.  Fue a través de internet que descubrí la increíble experiencia que se me avecinaba. Sin dudarlo me apunté, la verdad es que no había casi información, una web y un perfil de Facebook con pocas noticias y tampoco había nadado la distancia planificada, pero la experiencia tenía que valer la pena.

Con un par de meses vista para su inicio, mi entrenamiento consistió, a parte de la salida semanal por el mar (2500m-4000m) con mis compañeros de Barcelona Swimmers, intentar ir unas 3 veces a la semana a la piscina  y hacer 4000m por sesión.

Y haciendo brazadas, llegó el día  1 de diciembre y después de un par de aviones  y un par de horas de retraso, llegamos a Dakhla. Mención especial haber coincidió en el aeropuerto de Casablanca con Paula y su marido Iván,  la única pareja de españoles e increíbles personas y nadadores con los cuales compartí parte de mis 4 días.

La primera noche la pasamos en el Resort Ocean Vagabond y pude conocer y compartir noche con otros dos nadadores de Holanda y Rusia.

Primera etapa: Ocean Vagabond – Isla Dragon 5K.

llegadaalaisla

El primer día con los nervios iniciales y después de una larga espera debido al protocolo con las autoridades marroquíes, 57 nadadores iniciamos la primera travesía.

Empezamos con mar tranquilo, yo comencé las brazadas a ritmo suave, desconocía el mar, nunca había nadado en el Atlántico y preferí empezar suave e ir incrementando a medida que me sintiera mejor. Los primeros 1.500m fueron muy fáciles, pero a partir de ahí se levantaron un viento y una fuerte corriente en contra que dificultaba y mucho el avance, por dentro pensé, como todos los días sean así……, suerte que había reservado energías y que llegamos a una zona con poca profundidad  y me entretenía viendo el fondo marino. Al final puse pie en Isla Dragon después de 2.20h.

La organización mediante barcos nos llevó al segundo resort Dahka Attitude para pasar la noche, ellos se encargaron cada día de trasladarnos los equipajes.

Segunda etapa: Dahkla Attitude – Duna Blanca 6Km

isladragon

El objetivo de la jornada era la duna blanca, una gran duna de arena blanca que se hunde en la laguna, formando una pequeña laguna en el centro. Pero para alcanzar esta etapa sueño, tenemos que nadar 6 km, además de 2 km a pie en los bancos de arena para llegar al agua, ya que la marea estaba baja.

Hoy el mar acompaña, es una auténtica balsa y sin viento, ya de inicio el cuerpo me responde bien, pero tampoco voy al máximo, ya que en todo momento reservo energías pensando en el día siguiente, hoy si que hay avituallamiento al kilómetro 3, así que me lo marco como objetivo para hacer la primera parada  y rellenar los depósitos. Al final llego muy bien a la meta en la Duna Blanca después de 6k en 1,48h. Lo mejor estaba por venir la tercera noche la pasábamos en un tienda bereber.

 

 

Tercera etapa: Duna Blanca – Dahkla Attitude –  10Km

Después de una agradable noche, la verdad es que siempre hay miedo a compartir noche con unas 20 personas por si se convierte en un festival de ronquidos. Por suerte no fue así.

grandunablanca

Llegaba el momento de afrontar los 10KM, la travesía era la misma que el día anterior pero resiguiendo la costa aspecto que la alargaba 4Km, para empezar la maratón nos desplazamos andando unos 2km hacia la duna blanca.

El mar seguía plano e ideal para una jornada tan larga. Me tomé los 10km como un reto. Ya llevaba 11Km encima, y la verdad es que fue perfecto, el ritmo de unos 3,3Km/h fue perfecto y el cuerpo reaccionó muy bien, después de parar en los dos avituallamientos (4km y 7km), llegué a la meta con un tiempo de 3h 5 minutos, la verdad muy contento ya que disponía de energías suficientes para haber nadado más.

El hecho de estar cerca de la costa, los 10km fueron con unas vistas espectaculares.

Cuarta etapa: Dahkla Attitude – Ocean Vagabond –  4Km

Y llegaba el último día, después de una noche divertida con los compañeros en el resort, nos levantábamos con las energías justas para hacer los últimos 4Km. La verdad es que me sentía cansado, pero con ilusión. En esta travesía no me sentí muy a gusto, debido a un comienzo al sprint durante los primeros 1000 metros que me dejó muy cansado durante el resto de la travesía, pero al final llegué en 1h20minutos.

metaRecordaré siempre la  última noche con mi colega Marteen (holandés) dónde nos propusimos el reto de no volver a nuestros países con Dirhams en nuestros bolsillos y literalmente nos los bebimos todos, como le decía a Marteen (I promise you, this is the last one).

 

Mención especial a la comida durante todos los 4 días, todo estuvo exquisito, desde las noches en los resorts, la barbacoa la noche en las tiendas bereber y la última cena con un festín de ostras.

En resumen, por el lugar, por la Organización, y por el hecho de ser muy pocos nadadores, mi participación en la Morocco Swim Trek se ha convertido en toda una experiencia vital que intentaré repetir en los próximos años.