Antonio Cañadas

| 0

Antonio Cañadas: mis retos apuntan a un único objetivo “probarme y superarme a mí mismo”

 

A sus 46 años y empresario de profesión, Antonio Cañadas se ha ganado el alias de “Atunito” y con honores. Cañadas, nacido en Badalona y padre de dos hijos, atraviesa su mejor momento deportivo al haber superado sus más de 30 travesías de aguas abiertas y haber nadado casi 30 kilómetros seguidos. Su afición, que nace hace tan sólo 4 años, le ha llevado este verano a superar con nota su reto más grande: finalizar la Batalla de Rande, una increíble aventura a nado desde las Islas Cíes hasta la Isla de San Simón, en Galicia.

Batalla de Rande, su último reto

Durante cerca de ocho horas, Antonio Cañadas batalló con otros 100 nadadores y nadadoras, después de un proceso de selección muy exigente. La experiencia respondió todas sus expectativas: “acabar la travesía en menos de 8 horas”, y así lo hizo. Su gran secreto: “gestionar muy bien sus fuerzas y posibilidades, sin improvisar”. Los 27 kilómetros de distancia los nadó a un ritmo constante de 1.46/100, y a pesar de que prácticamente nadó sólo ⎯el grupo de nadadores con los que inicialmente empezó la prueba hicieron una travesía a una velocidad más rápida de la que correspondía en ese segundo grupo⎯, la clave para no abandonar fue “mantener la cabeza fresca”, nos confiesa.

La constancia, la perseverancia y una gran dosis de humildad, son los atributos que más y mejor casan con Atunito. Desde que dejó el colegio no volvió a nadar en ningún club, sí lo hacía por su cuenta, y a sus 42 años empezó a aficionarse a las aguas abiertas con los Barcelona Swimmers. En sólo estos cuatro años, y al cobijo del Club, ha nadado largos recorridos, superando los 27 kilómetros a nado. Su gran secreto es una “gran gestión mental y física”, lo que le permite disfrutar y recuperarse bien.

Antonio Cañadas Antonio Cañadas Antonio Cañadas

 

Compaginar familia y largos entrenos

Por su profesión y compromisos familiares no es fácil sacar tiempo para entrenar desde un punto de vista amateur, pero Cañadas hace todo lo posible para nadar cerca de 3km tres días a la semana, además de 10 o 12km los fines de semana. Los sábados, día en que hay entreno con los Barcelona Swimmers, Antonio es de los primeros. Se une al equipo con cerca de 3 kilómetros ya nadados. Los domingos intenta hacer lo mismo, una tirada larga de 5 o 6 kilómetros, además de correr, disciplina que le ayuda a fortalecer y tonificar las piernas. Atunito nos desvela que después de cada entreno “hace ejercicios de core [musculatura de la pared abdominal] y elasticidad” cuando está entrenando para sus competiciones.

Antonio Cañadas Antonio Cañadas
Antonio Cañadas
Antonio Cañadas

 

En estos 4 años como nadador de aguas abiertas, Cañadas guarda el recuerdo de más de 30 travesías. Aunque su principal objetivo es el de responderse a sí mismo, desde el 2015 ha quedado en muy buenas posiciones, algunas de ellas entre los 10 primeros finalistas de su categoría.

Antonio Cañadas Antonio Cañadas
Antonio Cañadas Antonio Cañadas Antonio Cañadas

 

Su nuevo gran reto es hacer alguna larga distancia sin neopreno, y eso “requiere mucho entreno y fuerza mental”, advierte. Ahora se abre el momento en que Cañadas deberá empezar a aprender a aclimatar su cuerpo y acostumbrarlo a nuevas temperaturas, más extremas, y a no contar con las ventajas de nadar con neopreno. Sin duda, un reto mental muy elevado al alcance de muy pocos.